🇲🇽Envío Gratis En Compras Mayores a $900 MXN🇲🇽

Escrito por: Laura Ortiz

"We have art in order not to die of the truth."  

Friedrich Nietzsche

Pan y circo

Una de las necesidades esenciales para el humano es el entretenimiento. Así lo es, los humanos somos seres sociales y por tanto necesitamos estar en constante contacto con los demás, necesitamos tener un sentido de pertenencia. Desde la antigüedad una forma de juntar grupos masivos de personas ha sido y seguirá siendo a través del “circo”. Así lo es gente, como decía Nerón (emperador Romano) y los le que siguieron, “Al pueblo PAN y CIRCO”; yo no necesariamente hablo del circo gladiador, de hecho ni siquiera me refiero al circo como tal, sino al entretenimiento en general.

Hay mucho de donde elegir para entretenernos; el circo, el cine, el teatro, la danza,  la ópera, los conciertos tanto de música clásica como de otros géneros. Aunque no todo nos cultiva de la misma forma… No me mal interpreten, no quiero demeritar el trabajo de nadie, pero entenderán que no es lo mismo ir al cine a ver “The hangover” que ir a ver “Intouchables”, ambas comedias, ambas creadas para el entretenimiento, incluso aunque no lo crean The hangover utilizó $24.2 millones de dólares más que la de “Intouchables”, ¡El cine pudo haber tenido tres películas magníficas por el precio de una bastante mala!

Como sea, regresando al punto, existen muchas formas de entretenimiento, pero deberíamos ser un poco más conscientes y selectivos. Por ejemplo, muy poca gente en México va al teatro… ¿Por qué?, porque es más caro que otros medios de entretenimiento; la gente no está acostumbrada a valorar el trabajo artístico; el teatro puede llegar a ser bastante caro sí, pero no están considerando que el actor de teatro no graba un par de veces cada escena, actúa tres horas de corrido por lo menos 4 días de la semana 2 veces por día, más los ensayos previos; y si es un musical, los bailarines se aprenden mínimo 10 coreografías de 3 minutos cada una y las bailan cada vez que se presenta la obra; sumen  los músicos, maquillistas, gente de staff, directores, coreógrafos, vestuaristas; y a todo eso agréguenle el costo de micrófonos, sonido, iluminación, y por supuesto la renta del mismo teatro. Entonces, el teatro es más caro que el cine, sí, pero lo vale; no porque sea mejor, simplemente es diferente y debemos aprender a valorar el trabajo de todos y remunerarlo como se debe.

El arte tiene la capacidad de reunir a todos pese a cualquier diferencia, aprovechemos que existen muchas formas de entretenimiento, seamos cultos, aplaudamos y apoyemos el talento, apoyemos a los bailarines, músicos, actores, acróbatas; no malbaratemos su trabajo. Seamos selectivos y alimentemos nuestra necesidad de entretenimiento con aquello que realmente nos cultive, no solo nos entretenga.

  • Apr 06, 2018
  • Categoría: El Blog
  • Comentarios: 0
Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.