🇲🇽Envío Gratis En Compras Mayores a $900 MXN🇲🇽

Escrito por: Pamela Reúl
Mexicana ante todo, actriz, comunicóloga y mercadólogo. Amante del arte,  lo antiguo y del sushi. Creo en la felicidad como decisión y la soledad como oportunidad.



CÁETE BIEN

¿Alguna vez te has dado una pausa para pensar si te caes bien? ¿Si tuvieras la oportunidad de ser tu amigo, lo serías? ¿Te has cachado en alguna ocasión pensando: “me gustaría ser así, me gustaría ser más como esta persona? Como seres humanos siempre estamos buscando innovaciones porque tenemos esta creencia de la mejora continua y del cambio constante pero a veces se nos olvida voltear a vernos a nosotros mismos y analizarnos hasta lograr encontrarnos como el “producto” que más nos acomode y mantenernos así, en constante innovación. 

La vida cambia rápidamente, ¿cómo esperamos vivirla al máximo si nos quedamos siendo siempre los mismos?

Debemos tener cuidado con no caer en “cajitas” donde la gente, nuestras familias, experiencias y nosotros mismos nos vamos metiendo. Estas “cajitas” son las que gracias a cómo te has relacionado, te empiezan a definir o catalogar. ¿Quién no ha sido la “desmadrosa”, “el que nunca se enoja”, “el alma de la fiesta”, “la que nunca raja”? A lo largo de nuestra vida, vamos adquiriendo estas etiquetas y lo peor del caso es que nos las vamos dejando tanto tiempo que después no logramos quitarlas ni usando alcohol y agua caliente. (Remedio de la abuela)

Hace algunos años, una situación en mi vida me hizo parar y reflexionar. Me di cuenta de que llevaba mucho tiempo dejándome llevar por la vida, las circunstancias, mi entorno, etc. Entonces me di a la tarea de desmenuzarme, sin filtros, ni azúcar para endulzar lo amargo. Terminé descubriendo cosas muy interesantes de mí y logrando cosas que antes no me atrevía siquiera a intentar. Y es que cuando estás casi sola y definitivamente no tienes la “aprobación” de nadie, es cuando por fin te das cuenta que no la necesitas y comienzas a buscar la propia aprobación.

En este camino descubrí que no me caía bien a mí misma y que quería rodearme sólo de gente cuyos ideales no dañaran o entorpecieran los míos. Descubrí lo que quería de mí misma y la forma de ser feliz siendo yo, dejando entrar a la gente sin revolverme en el interior.  

Quiero compartirte cómo lo logré porque creo fervientemente en este proceso y porque me llenaría de alegría saber que alguien más ha logrado sentirse así.

“Este humano se encuentra en remodelación, disculpe las molestias”

NECESITAS

• 4 cartulinas

• Un plumón de tu color favorito y otro de color diferente.

• Decisión, sinceridad y muchas ganas de crecer. 

DÍA 1

• Sin pensarlo responde esto: Si fueras un amigo tuyo y llega alguien que te pregunta sobre ti pero no te conoce, ¿qué le dirías?

• Sin tapujos o miedos, recuerda o escribe cualquier situación en la que si fueras alguien ajeno a ti, te hubieras caído mal. 

•Sin endulzar nada, ahora escribe cualquier situación en la que te sentiste orgulloso de ti mismo. 

•Reúne la información, elige lo más importante para ti y escribe las características en una cartulina titulado “Quién soy”.

DÍA 2

• Piensa en la gente más cercana que tengas, que les tengas mucha confianza y sepas que podrían decirte cada cosa que piensan de ti sin otro objetivo más que ayudarte. En mi caso, fueron mi pareja de entonces, mi mamá, mi mejor amiga y mi hermana. Pídeles que te respondan esto: 

      • Si yo no estuviera presente y alguien que no me conoce te preguntara quién soy, qué responderías. 

    •¿Te he lastimado, ofendido o hecho sentir mal en algún momento, con o sin intención? ¿Cómo? 

   •¿Qué de mí hace que sigas aquí conmigo, qué te hace sentir orgullo de mí, etc? 

En mi caso no presenté las preguntas como tal, sino con pláticas que llevaron a las respuestas. Reúne la información, elige lo más importante para ti y escribe las características en cartulina titulado “Quién reflejo ser”.

DÍA 3

• Ahora piensa qué te gustaría que se dijera de ti, qué te gustaría que respondiera la gente cuando se le pidiera que te describan

•  Piensa qué es lo que te frustra de ti y si existe alguna característica que comúnmente admires en otros pero que no tengas o hagas por alguna razón. 

• Reúne la información, elige lo más importante para ti y escribe las características en una cartulina titulado “Quién quiero ser”.

DÍA 3

• Ahora piensa qué te gustaría que se dijera de ti, qué te gustaría que respondiera la gente cuando se le pidiera que te describan

•  Piensa qué es lo que te frustra de ti y si existe alguna característica que comúnmente admires en otros pero que no tengas o hagas por alguna razón. 

• Reúne la información, elige lo más importante para ti y escribe las características en una cartulina titulado “Quién quiero ser”.

DÍA 4  

•Ahora con toda la información que posees de ti mismo, toma las cartulinas y pégalas de esta forma en algún lugar que veas seguido. 

• Circula con tu color favorito aquellas características que consideres más importantes de conservar y tacha las que no quieras en tu vida. 

• Lo importante es que al tener de tu color favorito las que ya tienes, puedes encontrar más fácil en cuáles falta trabajar para llegar a ese balance entre quien ya eres y quien quieres ser pero no te has atrevido a ser. Por ejemplo: si en la cartulina “¿Quién soy?” hay alguna característica que en verdad te guste de ti pero descubres que no aparece en la de “¿Quién reflejo ser?”, esa iría en tu color favorito. En la cuarta cartulina vas a escribir esas características a desarrollar o a eliminar. 

• Escríbelas en forma de objetivos: Dejar de decir groserías, sonreír más…

DÍA 5-26

• Tener los objetivos escritos te ayuda a ser consciente de éstos y trabajarás en volverlo un hábito (es por eso el “aislamiento” de un mes). Usando los ejemplos anteriores, en el momento en que digas una grosería NO TE VAS A REGAÑAR, vas a recordar y hacer consciente tu cartulina simplemente para que tu cerebro a la próxima, te avise antes de hacerlo. 

• En mi caso, quería volverme una persona que hablara lo que tenía en su mente sin importar a quién le pareciera y a quien no, entonces tenía como objetivo decir diario una cosa que me molestara y poco a poco alcé la mano para dar mi voz a escuchar.

DÍAS 27-30

•  Al terminar los 21 días, toca ahora analizar tu exterior. Aquí es donde el reto comienza en realidad y decides si la gente a tú alrededor, las actividades, etc. se llevan con tus ideales y con esto que firmemente construiste durante un mes por ti y para ti. 

•   Yo siempre digo que audicioné nuevos amigos, aunque en los castings cuando uno es elegido gana, pero esta vez gané yo al decidir darme la oportunidad de conocer nuevas personas.

Si a lo largo de este tiempo, alguna característica notaste que no va contigo, puedes cambiarla y retomar todo desde ahí, lo más importante es recordar que no pasa nada si vamos más lento, si caemos un día, dos o tres si no que lo importante es querernos, ser compasivos con nosotros y CAERNOS BIEN.

Si no somos monedita de oro para caerles bien a todos, lo mejor que podemos hacer para empezar, es caernos bien a nosotros mismos, ¿no?

  • Mar 16, 2018
  • Categoría: El Blog
  • Comentarios: 0
Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de su publicación.